Creo que lo se…

Lo que creo saber y cómo lo se…

Segunda divagación imprescindible

leave a comment »

Muchas gracias a quien ha recuperado este poema que creía definitivamente perdido. Lo habitual es que los poemas tengan un dueño diferente a su autor, así que consideremos que he pagado el copiright.

Lo se porque me duele.
Me duele el pecho en tus ausencias más
diminutas.
Sollozo en los caminos
que no puedo descubrir
contigo.
Y así, de perdido,
en el caótico martirio
de tu falta de presencia
hago ácido mi cambio
y mi destino.
Así escuece mi veneno
llamalo vida – en la piel;
en mi piel que tus dedos
distraidos o ignorantes-
ya ni entienden ni codician.
¡Tan sórdido es el instinto
que me empuja!
Inconfesable es, por
sabido, lo distinto.
Diferente y conocido,
revelado. Ocaso, tal vez,
de mi alma inmunda.
… por eso
me duelen,
tus ausencias
más diminutas.

Anuncios

Written by aitztv

27 marzo, 2011 a 11:56

Publicado en Literatura, Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: