Creo que lo se…

Lo que creo saber y cómo lo se…

¿Puedes prometerme que mi niño vivirá?

leave a comment »

IrenaSendlerEl cine es esa herramienta maravillosa que en muchas ocasiones nos sirve para que parezca que leemos libros. Reconozco hacer cada vez menos ambas cosas. No se si tengo excusas creíbles o no pero lo cierto es que hace años que carezco del estado de ánimo necesario para cualquiera de estas actividades. Tal vez para mi han perdido el carácter de lúdicas y me requieren un compromiso que me cuesta mucho aceptar. Tal vez no encuentre todo lo que necesito en los formatos cerrados que son los libros y las películas; me explico.

Por más intentos que se han hecho una película o un libro tiene esa estructura básica de introducción-nudo-desenlace que tan bien funciona para el desarrollo de la historia. Sin embargo resulta insuficiente a los que nos gusta ir un paso más allá. Para nosotros existe Internet. Soy de esas personas que no puede pasar por encima de una palabra cuyo significado no conozca y necesito de referencias constantes a los términos en los que leo, hablo o escribo. En otro tiempo hice mil intentos por crear un tesauro aceptable de mis libros y jamás lo conseguí. Ahora, sin embargo, Internet hace de alguna manera ese trabajo por mi y para mi. Aunque para muchos parezca una herejía lo que digo, poco a poco me voy desligando del papel como soporte y me fío más de la “nube”, ya que para los que somos un desastre como yo, las posibilidades de perder lo escrito son altísimas y ya me ha ocurrido en demasiadas ocasiones. Recuerdo una colección propia de relatos de terror nacidos de mis pensamientos y destruidos por la falta de pensamientos de otra persona. Hoy no hubiera ocurrido.

Fue gracias al cine que muchos conocimos a Schindler, aquel hombre que salvó la vida de 1.200 personas durante el periodo más negro de la historia de la humanidad. Pero hubo otros héroes en la clandestinidad. Mucha personas que nunca verán la fama ni la perseguirían si aún vivieran. Un ejemplo es Irena Sendler, nacida un día como hoy, un 15 de febrero.

niños ghetto de varsoviaEsta enfermera tuvo el valor de coserse una estrella a la ropa para pasar desapercibida entre los judíos del Gueto de Varsovia. De ese modo arrancó de la muerte a más de 2.500 niños. Cómo lo hizo también es una bonita historia para el cine: los ocultaba anestesiados o sedados, para que no  hicieran ruido, en cajas, sacos, o cualquier mercancía empaquetada que salía de la zona de peligro.  Previamente había negociado con los padres biológicos o familiares directos y lo que podríamos llamar una familia de acogida. Con otras enfermeras y colaboradoras creó una red de escape para todos aquellos niños que hubieran muerto a manos de los nazis.” ¿Puedes prometerme que mi niño vivirá…?”. Esa era la pregunta a la que nunca pudo contestar  afirmativamente: pero nunca dejó de intentarlo. Era seguro es que el niño no sobreviviría en el gueto.

Pero Irena Sendler no se limitó a salvar las vidas de los niños. Quiso salvar también su identidad. Pretendía que cada niño pudiera encontrar de nuevo a su familia o al menos pudiera saber qué había ocurrido después de su rescate. Como precaución enterró sus listas y dejó instrucciones sobre qué hacer en el caso de que fuera descubierta y detenida. La precaución no era inútil porque fue detenida, torturada y, dado su empecinado silencio, condenada a muerte. También su huida fue de película: un soldado alemán que la transportaba para un último interrogatorio la liberó y la obligó a marcharse corriendo del lugar. Se cree que el soldado era un infiltrado activista que se jugó la vida por ella y por los niños del gueto. Otro héroe anónimo.

0007725618Salvar a 2.500 niños puede perderse entre los 6.184.812 muertos (cifra que hoy se acepta) del Holocausto. Nunca sabremos cuántos más hubieran muerto si los héroes anónimos no hubieran arriesgado sus vidas a cambió de nada. La mayoría habrán muerto sin duda pero me gustaría saber que pensaban de los que a fecha de hoy, desde la comodidad de su cinismo niegan el Holocausto y pretenden dejar a éstas personas a la altura de los idiotas. La próxima lista debe elaborarse con el nombre de todos esos bastardos que escondidos bajo lo que llaman “revisionismo histórico” niegan la evidencia conservada en millones de esqueletos de inocentes. Lo malo de esta lista es que se parece demasiado a un arma: si sabes dónde la guardas puedes tener la tentación de usarla.

En el 2007 la propuesta de Nobel de la Paz para Irena Sendler fue desestimada a favor de Al Gore, que no tuvo el menor empacho en aceptarlo mientras ecologistas de pacotilla, comedores de acelgas y demás fuerzas histéricas planetarias lo celebraban arrojando al aire confeti reciclado y comiendo tofu ecológico. Algún día todos estos globeros descubrirán cómo les engañan y su contribución a hacer del medio ambiente un negocio para ese capitalismo que dicen combatir. Si mi mérito fuera el de Al Gore y mi oponente en el Nobel Irena Sendler o cualquier otra persona que se hubiera jugado  la vida por los demás, rechazar el galardón creo que me dignificaría. Curiosamente al año siguiente de recibir el Premio Nobel la fortuna personal de Al Gore paso de 2 millones de Euros a 25 y  en los siete años siguientes a 70 millones. ¿Os vale el dato?. El medio ambiente es un gran negocio: mucho más que salvar vidas.

1184167371_0Irena Sendler nunca tuvo paz. El régimen comunista posterior a la guerra la acosó hasta el punto de que un interrogatorio la provocó el parto y causó la muerte de su hijo: esos mismos “interrogatorios” la sentaron de por vida en una silla de ruedas. Cuando, al final de sus días su historia se hizo pública simplemente dijo:

“…esos actos fueron la justificación de mi existencia en la tierra, y no un título para recibir la gloria […] No soy una heroína, sólo cumplí con mi deber y lamento no haber podido salvar más vidas”.

Terminó sus días a los 98 años de edad en un asilo.

Igualito que Al Gore.

Anuncios

Written by aitztv

14 febrero, 2013 a 23:18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: