Creo que lo se…

Lo que creo saber y cómo lo se…

La vida es una enfermedad terminal.

leave a comment »

Hace tiempo que escribí un cuento, que podéis encontrar aquí, en el que la idea central era la posibilidad de intervenir en la propia muerte. No se trataba del punto de vista del suicida, sino más bien en como los sucesos algún día determinarán que ha llegado el último momento. A veces nuestra personalidad es como el submarino del Capitán Nemo. Tiene diseño retro futurista, y nos permite desandar lo caminado pero sólo para volver a ver como nuevo escogemos la ruta equivocada. Es curioso cómo Julio Verne nos dejó una pista clarísima en su relato.  Nemo significa “nadie” en latín. Y es que en el fondo todos tenemos un rincón “Nemo” que de vez en cuando asoma para recordarnos que nacemos con fecha de caducidad. Charlaba hace unos días con una profesional (de la medicina) sobre lo sencillo que resulta para las personas elegir el camino fácil una vez que has descubierto que tomar decisiones, decisiones muy serias, no es tan grave como parece. Sin embargo, vivir más de la cuenta puede suponer un problema cuando no te has mentalizado para ello. Todos nosotros tenemos una fecha de caducidad. Me consta porque recientemente yo he superado la mía. Aquí es donde me surge el problema. Me da la impresión de que el hecho de permanecer donde ya no se te espera, o de superar la locura o de vencer a la enfermedad, nos da una capa de barniz mágico que nos lleva pensar que somos indestructibles. A partir de ese momento me he dado cuenta que el reino de las decisiones se amplía exponencialmente con el paso de los días, tanto que puede ser que nos supere y nos nuble el entendimiento. Mi Nemo personal desde entonces parece tomar decisiones que yo no entiendo. También puede ser que simplemente nací idiota y no me había dado cuenta hasta ahora. Pero yo lo achaco al hecho de que pienso que ya nada me puede pasar. Es el típico pensamiento que nos viene a la cabeza un segundo antes de que empiece a llover cuando hemos perdido el paraguas.

No tengo ni idea de qué es la vida, por lo que hablar de la muerte es todavía más difícil. Definir las cosas nos da una cómoda sensación de seguridad. No nos cuesta intervenir en los procesos que podemos colocar en un diccionario con cierta conformidad por parte de todos, pero con los conceptos más abstractos tenemos problemas. Nuestras “nadas” son particulares, como lo son nuestras ideas de la vida y la muerte o la razón de nuestras existencia. Nuestras definiciones dependen tanto de los estados de ánimo que lo que ahora es válido mañana nos puede parecer una majadería. Pese a todo podemos admitir algunas cosas respecto a ese fenómeno que es la vida y su opuesto. La muerte es un estado que nos perpetúa en el recuerdo de los demás, que intentan con ello ocultar el vacío de la ausencia.  La diferencia entre la vida y la muerte es tan pequeña que no hemos conseguido hallarla aún.  Espero que no la encontremos nunca. Cuando sepamos dónde está esa pequeña frontera y como funciona se destruirán muchas cosas bellas. A partir de ese día ya no habrá lugar para los mártires ni los héroes; morir de amor no servirá de nada porque será reversible, como el dejar de fumar: las religiones perderán su mejor arma; ya no nos podrían amenazar con el lado tenebroso y encima los enterradores se quedarán sin trabajo.

Desde mi ignorancia pienso que la vida no es un estado de ser humano; es una característica. Así que si no podemos separar nuestras condición de “ser” de la condición de “estar vivo” ¿qué somos si trascendemos? Personalmente pienso que al eternidad es un premio muy pobre para todo lo que algunos tienen que sufrir en este lado, como el recuerdo puede ser una tortura para algunos allegados. Tal vez lo humano sería que nos dejaran la trascendencia como una opción, sin imposiciones. Poder ser Nemo en el sentido más amplio de la pablara. Ser transparente a la historia y a los recuerdos. No se trata de ser lo que uno quiera sino de que uno quiera ser.

Anuncios

Written by aitztv

2 marzo, 2013 a 13:00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: