Creo que lo se…

Lo que creo saber y cómo lo se…

La verdad está ahí fuera…¡ En la calle!

leave a comment »

Y no únicamente la verdad; en la calle está la belleza, tu vecino, la tienda a la que acudes todos los días y ese bar que tanto te gusta. Han tenido que pasar cuarenta y cinco años para que aquel espíritu que nació en Nanterre -y que acunó aquel mayo del 68- nos diga a la cara que la generación desencantada aun tiene una oportunidad, quizás la última. La belleza está en la calle porque en la calle están las personas que han decidido ser únicas, iguales ante la ley, pero no homogéneas como quieren los tiranos, los opresores del maletín y el pensamiento único. “Seamos realistas ¡pidamos lo imposible!”, gritaban las paredes aquella primavera francesa. Los pensamientos de muchos escritores, ensayistas y filósofos de todos los continentes servían para dar la forma a un contenido aún empapado de psicodelia.

Los colores han cambiado, las necesidades también, sin embargo sigue siendo absolutamente necesario que la calle siga siendo el club social de las personas. Hay que recuperar esos puntos de encuentro, volver a debatir en las universidades, convertir los teatros en sedes de gobierno porque ellos han convertido las sedes de gobierno en un teatro… Es necesario olvidarse de lo aprendido y volver a soñar, porque si la historia no nos enseña, si no somos capaces de extraer lo positivo de todo lo malo que ya ha ocurrido, esa historia será un lastre. Tal vez las barricadas vuelvan a cerrar las calles, pero tal vez en esta ocasión cada vez que cierren una calle abran un camino. ¿Se nos ha olvidado todo aquel pensamiento que a punto estuvo de derrocar a un gobierno que era incapaz de escuchar a sus ciudadanos? No podrá volver a dormir tranquilo aquel que una vez abrió los ojos. Hemos visto; hemos estado al otro lado y ya sabemos cuál es la realidad. “Parlez à vos voisins!”, habla con tus vecinos porque eso es exactamente lo que no quieren que hagas. Comparte, debate, imagina, piensa…  actúa, porque la acción no es sólo fruto de la reacción, sino una creación en sí misma. Da más importancia a la comunicación que a la telecomunicación, exprésate sin miedo y piensa que aquellos que tienen miedo estarán a tu lado si te mantienes firme. Rebélate cuando veas a tus dirigentes emplear tres semanas para anunciar en cinco minutos que van a emprender en un mes lo que no pudieron hacer en diez años.

Todas estas máximas – y muchas más- convirtieron las paredes de Francia en el primer “muro de Facebook”, alentando  a una Francia joven a empujar en el mismo sentido sin que para ello fuera necesario pensar todos lo mismo; empujar a la vez si: pensar a la vez no.  Llenaron lugares históricos del arte de abandonar el arte, de la cultura de la contracultura, del arte de lanzar adoquines, de matar al policía que todos llevamos dentro, de pedir el último aliento. Pusieron la voz al Marqués de Sade; “¡Un esfuerzo más, franceses!” y demostraron que no hay falacia cuando se dice “Sí de puede”.

Recordemos una de las aportaciones de Unamuno a aquella primavera de Nanterre;

"Yo me propongo agitar e inquietar a las gentes. No vendo el pan, sino la levadura”

El pan… lo tenemos que ganar.

Anuncios

Written by aitztv

28 abril, 2013 a 11:30

Publicado en Comentario, Historia

Tagged with , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: